Eduardo Barco | entrevista TERAPIA VINTAGE
Pagina web Eduardo Barco con sus trabajos, exposiciones y obras
20519
post-template-default,single,single-post,postid-20519,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

entrevista TERAPIA VINTAGE

eduardo barco terapia vintage

He tenido el placer de recibir en el taller y charlar un rato con el equipo de Terapia Vintage, que me eligieron para iniciar una serie de entrevistas bajo el epígrafe de Gente Terapéutica. Daniela Hernández fue llevando la conversación cruzando temas variados, desde procesos de trabajo hasta música.

Aprovechando que todavía tenía en el taller la obra para mi exposición en el Centro de arte de Alcobendas , pudimos sacar algunas fotos que me gustan particularmente, y que quizá me sirvan de pauta para trabajos posteriores.

GENTE TERAPÉUTICA: EDUARDO BARCO

Nos reunimos con Eduardo Barco el día de agosto de 2019 en el que una tromba de agua y granizo inundó carreteras y provocó un gran colapso en Madrid. En su estudio de Carabanchel – un antiguo taller de carpintería reconvertido en estudio- parece que el cielo va a caer sobre nosotros. Y pese al desasosiego que produce el ruido del agua sobre la cubierta del estudio y el estruendo de los truenos, Eduardo se muestra como es: un hombre tranquilo que no se altera por los inconvenientes del mundo exterior. Irradia alegría, no sabemos si de forma permanente o por la inminente inauguración de su nueva exposición en el Centro de Arte de Alcobendas.

Cuéntanos quién eres y qué haces.

Soy Eduardo Barco, soy artista, y me dedico a ver el mundo e interpretarlo a mi manera. En realidad, de muchas maneras. Por ejemplo, hace años utilizaba mucho el lápiz y ahora creo trabajos más escultóricos.

¿Si no fueras artista, qué profesión elegirías?

Alguna que tuviera que ver con la observación, no se si ojeador de pájaros, meteorólogo, biólogo. Algo que tuviera que ver con la capacidad de estar esperando que ocurran cosas y estar pendiente. Creo que tengo una capacidad de observación grande.

¿Es cierto que los artistas tienen mucho “ego” o son habladurías?

Habría que diferenciar que es el ego y una autoestima grande. Todos los colectivos tienen ego, porque el ego tiene que ver con la persona, no con el colectivo. A la gente le gusta estar bien posicionada, ¿no? La autoestima es necesaria, y el ego es un paso más. 

Y los artistas…pues si es verdad que a lo mejor tenemos un poco más de ego.

¿Cómo trabajas? Por la mañana, por la noche, en tu casa, fuera de tu casa, bebes cafés, o Coca Cola, o fumas, oyes la radio, pones música…

Pinto diariamente, no soy un trabajador de fin de semana o porque tenga un proyecto. Mi empeño es diario, y entonces me viene muy bien porque puedo enfrentar en muchos ámbitos a la vez. No suelo tomar ni café, ni refrescos. Los estimulantes ya los llevo dentro.

En cuanto a qué oigo, solo pongo la radio cuando se trata de un trabajo mecánico, como poner telas en los bastidores o cuando doy el fondo de un cuadro, para que no me distraiga.

Hasta tengo silenciado el teléfono para no tener interrupciones.

Hace años trabajaba con la radio de fondo continuamente, pero ahora estoy más pendiente de lo que hago. Tampoco tengo televisión. Me gustan también los ruidos que hay a mi alrededor, son muy estimulantes y a veces me los pierdo con la radio o la música. Por ejemplo, el ruido del lápiz, el papel…

Hay momentos casuales muy bonitos, como por ejemplo y escuchando la radio, cuando termina un concierto y la gente aplaude y coincide con que yo termino un cuadro. Entonces pienso que me aplauden a mí, jajaja. Coincidencias mágicas.

¿Qué te traes entre manos ahora mismo? ¿En qué estás trabajando?

Estoy ultimando una serie de trabajos para una exposición ambiciosa que tengo en el Centro de Arte de Alcobendas. Una exposición que llevo preparando un año y medio, en una sala muy grande en la que llevo un trabajo sobre el paso del tiempo, con pintura, cerámicas y dibujos. 

Es una exposición completa porque manejo diferentes materiales y diferentes escalas. Me he metido por primera vez en hacer una escenografía grande, trabajar en el espacio como un fondo en el que ocurre mi propia obra.

¿El sitio más bonito que has visto en tu vida?

El que no haya visto todavía probablemente. Pero yo creo que cualquier día que abro los ojos ya es un buen sitio. La experiencia de ver es sensacional. Supongo que, si no pudiera ver, vería con otras percepciones, ¿no? 

Hay espacios arquitectónicos que me han emocionado, pero también un cuadro con el que he estado casi llorando. 

En cuanto a lugares concretos, te diría que los diques de contención holandeses, los que están construidos en la parte norte. Son grandes obras de ingeniería, espectaculares.

¿Cuál es tu objeto favorito? No tiene por qué estar relacionado con tu profesión.

Tengo muchos objetos favoritos, pero no soy fetichista. Me gusta mucho la carta de colores de Pantone, tanto la que compras como la que yo me he hecho. Tengo trozos de cartones pintados y de papeles que he ido recortando, donde hay matices que me gustan mucho y me ayudan a ver el color de otra manera, a limpiar el ojo. 

Me gusta también un lápiz porque es un objeto, pero también es una herramienta de destrucción masiva. Puedes escribir el texto mas incendiario o puedes hacer el dibujo mas perfecto. No me gustan los objetos complicados, sino los sencillos.

¿Y cuál es el objeto favorito que te gustaría tener, pero está fuera de tu alcance?

Me gustaría tener la máquina del tiempo. Me gustaría ver como será el futuro. El pasado no tanto, más que nada el futuro. Sin dudarlo sería ese.

¿Qué haces cuando no tienes nada que hacer o cuanto te gusta salirte del mundo?

Ocurre muy pocas veces en mi vida, pero cuando quiero desconectar o evadirme me voy al cine. Meterte en un útero, un vientre todo oscuro y que alguien te cuente una historia, y estar simplemente ahí sentado. Con la experiencia de una historia en el tiempo, con la música, con los actores… ahí estoy evadido completamente, en otro sitio. A veces debajo del agua también, que es un medio muy duro porque te obliga a salir a respirar al final, pero son dos sitios donde puedo desconectar.


Un referente de estilo.

La calle, en la calle se ven las cosas. Y un referente de estilo también son las revistas y objetos, pero no de ahora, sino de hace cuarenta o cincuenta años. Hay algo muy interesante en las modas, y es que lo de hace treinta años lo hemos olvidado, porque solo vale lo nuevo. Pero cuando hemos recuperado esas revistas de arquitectura o de pintores de hace treinta años, vuelves a verlo y dices: esto es muy actual.

Qué gran marca elegirías si te regalaran un cheque de 10 mil euros para vestirte en un solo sitio.

Pues supongo que seria Paul Smith, me gusta mucho. Y si no, Josep Font, no tiene ropa de hombre, pero me gusta lo que crea, como maneja los colores. Si fuera mujer no dudaría.

Y el sueño de todo mortal: ¿qué harías si te tocara la lotería a lo grande?

Si me tocase la lotería sería un problema.   

Pero por decirte algo, me gustaría hacer algo material como tirar la costa de Málaga entera, poder ir con un buldózer, una grúa y tirar todo lo que sobra. Creo que estaría muy bien hacerlo.


¡Ah! Y subirme a la luna en un dron e intentar verlo desde allí.



Tags: